Espíritu crítico

La mañana del último jueves, como muchas de las últimas, disfruté de un programa de radio vía Ustream, y de paso se los recomiendo, el #SocialShow. Me gusta porque se habla de todo. Desde fútbol y televisión, hasta política, religión y debates sobre temas de actualidad.

Y en ese programa del 26 de enero aprendí mucho. Podrán parecer pequeñeces, pero me gusta sacar provecho de todas las situaciones de mi vida, aunque no siempre sepa como. Sea como sea, hoy quiero rescatar la actitud de una persona. No la conozco mucho todavía y este post no es para hablar de el. Este post es para hablar de la actitud que aprendí de el (pero de todas maneras gracias @jluciof).

Creo que la descripción más acertada es “espíritu crítico”. Es el hecho de pensar las cosas, de no dejarse arrastrar por los pensamientos de otros. Cualquier persona, lo sepa o no, tiene ideales, filosofías, formas de pensar. Sobre la vida, las situaciones, las personas, incluso sobre sí mismo. aunque la persona diga que, por ejemplo, no tiene formada una opinión sobre algo, en el fondo siempre se está a favor o en contra. Messi me cae bien o me cae mal. Soy kirchnerista o no lo soy. Determinado libro es bueno o malo. Apoyo la ley S.O.P.A. o no.

El problema aparece cuando nos dejamos influenciar. La persona, por naturaleza, es influenciable. Es imposible estar inmune a los pensamientos de los demás. Para eso, tendríamos que vivir cada uno en una isla por separado, y la otra naturaleza de la persona, es que necesita vivir en sociedad.

¿Cómo hacemos entonces para tener nuestras propias opiniones, nuestras propias impresiones sobre todo lo que nos rodea?

Creo que la respuesta está en esta cualidad, virtud si se quiere, o actitud, mejor aún. El espíritu crítico debe ser una actitud frente a la vida. Para estar mejor, no con el mundo, sino con nosotros mismos. Tenemos que despensar y repensar todo lo que nos dicen. Volviendo a algunos de los ejemplos anteriores: viene una persona y te dice: “No leas ese libro, es malísimo”. Ok, gracias por el consejo, lo voy a tener en cuenta. Pero voy a leer la reseña, voy a ver de que se trata, voy a investigar por mi mismo y voy a buscarme mi propia opinión. Incluso voy a leerlo y después te diré si comparto o no la opinión. Pero voy a experimentar. De eso se trata, de experimentar.

No suelo acertar mucho. De hecho, creo que soy una persona que se equivoca mucho, siempre lo fui. Pero desde hace un tiempo, cambié mi manera de ver las cosas. Empecé a ver los errores más como enseñanzas que como fracasos. En mi opinión, un fracaso del que no se aprende nada, merece llamarse fracaso.

Para ir cerrando, me gustaría compartir con ustedes unos videos de alguien que habla del tema. Y creo que con algo de autoridad: Sir Ken Robinson

Parte 1

Parte 2

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 618 seguidores

%d personas les gusta esto: